jueves, 18 de julio de 2013

"CASO CAMPEÓN"; EL SUPREMO ARCHIVA LA CAUSA CONTRA JOSÉ BLANCO POR TRÁFICO DE INFLUENCIAS


El ex ministro socialista de Fomento José Blanco el pasado mes de junio. | Javier Barbancho.
TRIBUNALES

María Peral | Madrid

El Tribunal Supremo ha archivado la causa abierta en el 'caso Campeón' contra el ex ministro socialista de Fomento y diputado José Blanco por tráfico de influencias por haber ayudado al vicepresidente de Azkar, José Antonio Orozco, amigo suyo, a conseguir la licencia municipal imprescindible para construir una nave próxima al aeropuerto de El Prat.

La Sala de lo Penal sostiene que de la prueba practicada en el procedimiento no se derivan indicios de tráfico de influencias dado que no se aprecia que ejerciera ninguna presión relevante para conseguir torcer la voluntad de la administración.

En auto tras el recurso del abogado de Blanco, Gonzalo Martínez-Fresneda, la Sala de lo Penal afirma que el comportamiento que se atribuye a Blanco de "mediar para convenir una entrevista entre un alcalde [de Sant Boi] y un particular que actúa en interés propio de una empresa sin sugerir ni ofrecer una alteración de la resolución administrativa -la licencia medioambiental solicitada por Azkar- no cubre la tipificidad del delito de tráfico de influencias".

La decisión del Tribunal Supremo tiene como consecuencia que la propuesta de suplicatorio enviada a la Sala por el juez instructor, José Ramón Soriano, quedará sin efecto. En ella, pedía tramitar la petición al Congreso de los Diputados para juzgar al ex ministro. Fue entonces cuando el magistrado descartó un delito de prevaricación.

En la petición del suplicatorio, el juez instructor consideraba "determinante" el cambio de actitud del Ayuntamiento de Sant Boi después de las reuniones de Orozco con el alcalde, el socialista Jaume Bosch, "provocadas por Blanco". Tales reuniones buscaban una solución política al tema (el alcalde no es técnico en la materia) cuando la razón denegatoria de la licencia tenía su base en el incumplimiento de las condiciones técnicas", señala el juez.

"Estos hechos no son subsumibles en el tipo penal de tráfico de influencias", afirma tras este relato de hechos el Supremo, rechazando de manera rotunda la tesis de fiscal e instructor. Según el auto, el ex ministro no ejerció "predominio o fuerza moral" sobre el funcionario responsable y la resolución, finalmente favorable al amigo de Blanco, respondió a "criterios técnicos" y no a ninguna influencia exterior al funcionario responsable.

Tras conocer la decisión el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha mostrado su satisfacción por la noticia y ha recordado que siempre ha creído en la inocencia de Blanco y ha puesto "las manos en el fuego" por él. "Me alegro por él y por su familia", ha añadido durante una rueda de prensa en Santa Cruz de Tenerife, donde ha mantenido un encuentro con el presidente de Canarias, Paulino Rivero, según informa Efe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada